FIESTAS EN MOQUEGUA

 

 

  

SEÑOR DE LOS MILAGROS 

 

 (Ilo, octubre 21).- Tras un largo itinerario procesional, la Imagen del Señor de los Milagros acompañado por cientos de devotos arribó hasta la sede de la Fiscalía Penal Corporativa de Ilo-Moquegua, donde con el mismo fervor religioso que caracteriza a la población católica, los integrantes del Ministerio Público rindieron sus plegarias a la divinidad para que impere la paz social y la justicia en nuestro país y el mundo.

Ante un altar elaborado con imágenes religiosas y sobre una alfombra artesanal, con el mensaje “Bendícenos Señor de los Milagros” una cuadrilla de fiscales y personal de la División de Medicina Legal, levantaron en hombros la efigie trasladándola al compás de melodías y cánticos religiosos por unos minutos, demostrando su agradecimiento al Cristo de Pachamamilla por derramar sus bendiciones, así como a la Hermandad Católica por su visita.

 

                             

 

SAN JERONIMO

 

La imagen del santo patrono se hallaba un poco más al norte, que hoy es el cementerio General y San Jeronimo, hasta que un 13 de agosto de 1868, se produjo el terrible maremoto y causó daños considerables al pueblo, donde hubo más de una decena de muertos, en esta catastrofe la imagen del santo patrono y la Virgen del Rosario quedaron intactas. Aseguro la población en ese entonces que fue un milagro. La devoción Relifiosa y tradicional aumentaba cada día mas como también las peticiones a los santos patronos

 

 

 

VIRGEN DEL ROSARIO

 

La santísima Virgen del Rosario, considerada como patrona del puerto de Ilo, desde los primeros pobladores que exixtieron veneraban en este pueblo, desde siglos pasados. Anteriormente se encontraba en el templo antiguo en Pacocha, después del terremoto ocurrido en 1868 se salvó la imagen de la Virgen junto al santo patrono. La imagen se encuentra en la iglesia San Jerónimo, en la plaza de armas de Ilo. Según el calendario católico, la fiesta de la Virgen del Rosario es el 7 de octubre, pero se festeja el segundo domingo de Octubre, porque la mayoría de las veces venia a ser día laborable, por eso se cambió la fecha.

 

  

 

SANTA FORTUNATA

 

Santa Fortunata, virgen y mártir, nació entre los años 281 a 287 de nuestra era. Le tocó vivir las continuas persecuciones que sufrieron los cristianos por el emperador Diocesano, en la llamada "Era de los Mártires", al igual que muchos por su fe en Cristo, y fue degollada un 14 de octubre, entre los años 298 a 304, cuando sólo contaba con 17 años de edad. Actualmente es venerada con mucha fe en el altar de la co-catedral de Santo Domingo.

Trasladado su cadáver al cementerio de Calepodio, en Roma, sus restos fueron exhumados 15 siglos más tarde con autorización papal, y don Jaime Severine Canónigo, de la iglesia San Marco de Roma, custodio de las reliquias, donó el cuerpo de Santa Fortunata a fray Tadeo Ocampo, comisario del Colegio de Propaganda FIDE de Moquegua, que se encontraba de visita en Roma a principios de 1796. Con los restos de la santa se le dio también a Ocampo un vaso con su sangre reseca por los siglos y las letras originales en latín, es decir, la credencial de su autenticidad. Con los sagrados restos, 23 religiosos y cuatro legos para su colegio de Moquegua, partió Ocampo del puerto español de Cádiz el 18 de octubre de 1796, en la nave mercante
Nuestra Señora de la Soledad.

 

 

  FIESTA DE LA CRUZ

 

 Religiosamente, parecen tener su origen en el hallazgo por Santa Elena de la cruz donde murió Cristo, pero lo cierto es que el arraigo popular de la fiesta proviene de ciertas celebraciones de los romanos.

La historia, con mucho de leyenda, narra como en el emperador Constantino I el Grande, en el sexto año de su reinado, se enfrenta contra los bárbaros a orillas del Danubio, en una batalla cuya victoria se cree imposible a causa de la magnitud del ejército enemigo. Una noche Constantino tiene una visión en el cielo en la que se le apareció brillante la Cruz de Cristo y encima de ella unas palabras, "In hoc signo vincis" (Con esta señal vencerás). El emperador hizo construir una Cruz y la puso al frente de su ejército, que entonces venció sin dificultad a la multitud enemiga. De vuelta a la ciudad, averiguado el significado de la Cruz, Constantino se hizo bautizar en la religión cristiana y mandó edificar iglesias. Enseguida envió a su madre, Santa Elena, a Jerusalén en busca de la verdadera Cruz de Cristo. Una vez en la ciudad sagrada, Elena mandó llamar a los más sabios sacerdotes y logró hallar el lugar donde se encontraba la Cruz, pero no estaba sola.

 

 

 

SAN PEDRO Y SAN PABLO

 

La solemnidad conjunta de San Pedro y San Pabloes la conmemoración del martirio en Roma de los apóstoles Simón Pedro y Pablo de Tarso, celebrada el 29 de junio. La fecha bien es el aniversario de sus muertes por el traslado de sus reliquias. En el Santoral católico, es celebrado como solemnidad. En las últimas décadas, esta fiesta ha sido de importancia para el moderno movimiento ecuménico como una ocasión en la que el Papa de Roma y el Patriarca de Constantinopla han oficiado servicios diseñados para que sus iglesias más cerca de intercomunión, como participación en lo común.

© 2010 Todos los derechos reservados.

Haz tu web gratisWebnode